El mito de APOLO Y DAFNE

Entre las historias más extendidas y adaptadas se encuentran los relatos mitológicos. Historias de héroes, de dioses, de creación de animales, plantas y símbolos. Hoy exploramos el mito de Apolo y Dafne, conocido a través del relato del poeta Ovidio en ‘Las metamorfosis’.

Apolo, el dios de la música y las artes, se burla del joven Eros y le dice que deje de jugar con arcos y flechas, un arma que es más propia de un dios esplendoroso y amado como Apolo. Eros, enojado, toma dos flechas, una de oro y otra de plomo. La de oro es una flecha que despierta el amor, y la de plomo el odio.

La flecha del odio la dispara a Dafne, una bella ninfa, y con la flecha del amor le dispara a Apolo en el corazón, generando así un amor imposible y tráfico que termina siendo el que nos narra el mito. Apolo queda prendidamente enamorado de Dafne, pero ella ya había rechazado a muchos pretendientes antes, y en cambio prefería la caza y la exploración de los bosques.

Apolo la hostigó constantemente, rogándole que se quedará con él, pero la ninfa siguió huyendo hasta que finalmente la ninfa invocó a su padre, el dios-río Peneo, y le pidió que la ayudará para no ser atrapada. Entonces, Dafne comenzó a transformarse. Su piel se volvió la corteza de un árbol (el laurel), su cabello fueron hojas y sus brazos las ramas. Sus pies dejaron de correr y se convirtieron en raíces, y pese a que Apolo las abrazo, la mujer quedó completamente transformada.

Apolo decidió que la seguiría amando en forma de árbol y que sus ramas coronarían a los héroes. Apolo utilizó su poder de eterna juventud e inmortalidad para que las hojas del laurel estuvieran siempre verde, y así su amor imposible perdura a través de los tiempos.

Los mitos sirven para explicar el origen de plantas, animales y flores, y dan cuenta de una forma en la que se vivían las pasiones más fuertes. De allí que Apolo siga estando presente en los relatos mitológicos como una figura que lucho por su amor no correspondido con todas sus fuerzas.

1 comentario en El mito de APOLO Y DAFNE

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*