La insólita y gloriosa hazaña del cipote de Archidona

Hoy te recomendamos a Camilo José Cela, el laureado literato español, supone una de las grandes firmas literarias del siglo XX. Cela tenía un especial talento literario, podía como pocos escribirnos sobre las miserias humanas y podía también como pocos, lograr hacernos sonreír, a través de sus relatos sobre las más divertidas situaciones. Hoy como hemos dicho, te recomendamos leer La Insólita y gloriosa hazaña del cipote de Archidona. Un hecho para nada raro en sí, pero con tal resultado, insólito claro que sí, despierta el interés del autor, da pie a mil opiniones, y se ve un día cursando cartas para seguir el resultado del procesamiento de dos enamorados, que demasiado complacidos en su mutua atracción, se dan a una masturbación en un cine de Archidona, con el resultado jocoso y sorprendente de una lluvia de semen para el resto de los concurrentes. Una lectura divertida que nos aleja de nuestras recomendaciones de otros días como Ardiente Secreto de Stefan Zweig, hoy vamos a ponernos relajados.
La novela transcurre desde el relato ocurrido al final de los años ’70 en Archidona, y una jocosa correspondencia entre Cela y un amigo, para establecer, las medidas pijimétricas del pene en cuestión, y la búsqueda de la explicación más allá de la “suprema hombría hispana” que ha enorgullecido a todos,  el chico de Archidona al ejecutar aquella llovizna sorpresiva, en la ropa y cabellos de los otros asistentes al espectáculo y que precisamente le han demandado. Establecer la distancia y el transcurso de la llovizna en cuestión es lo que ocupa a los que siguen de cerca. Mientras que los dos involucrados han sido capturados por la policía y están a punto de ser enjuiciados por faltas al orden público, a falta de claro, algo más concreto que cubriera el “crimen” así lo pensaban los ofendidos, de masturbarse en público y de paso, mojar a los vecinos en el espectáculo de flamenco.
La insólita y gloriosa hazaña del chipote de Archidona, es pues una lectura ligera, que robará una risa a más de uno y nos hace pensar que la buena literatura, cuando como ésta y toda la obra de Cela, tiene total calidad se conserva intacta a lo largo del tiempo. Así que días de otoño relegados en casa por el gélido clima, aprovechar para tumbarse en el sofá y leer esta divertida historia. Siempre podemos leer literatura clásica como La pequeña Dorrit de Charles Dickens y literatura costumbrista diría yo, como nuestra recomendación de hoy.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies