Ya está el listo que todo lo sabe. De Internet al papel

En un momento en el que son los libros de papel los que parece que sufren y el medio digital el que parece que crece, Alfred López hace el paso al revés.

La idea viene de lejos. No es el primero ni el último que ha soltado esa expresión cuando alguien en tono repelente soltaba alguna curiosidad quizá en algún mal momento. Pero si ha sido uno quien vió la oportunidad de recopilarlo todo en un blog.

El nombre de su idea vino de una partida de Trivial en el que, tras ganar cuatro partidas seguidas, un compañero le soltó la frase en tono despectivo “ya está el listo que todo lo sabe” y se puso manos a la obra. Y es en su blog, yaestaellistoquetodolosabe, donde Alfred López se presenta. Nacido en Barcelona en 1965 se define como bloguer y curioso y cuenta que desde 2006 recopila esas inquietudes y las presenta en forma de post. Pero ahora, en contra de lo que es habitual, presenta 366 de esas entradas en el papel. Una para cada día del año, aprovechando que 2012 es bisiesto. 122 de las curiosidades del libro no han estado nunca publicadas en su blog, el resto han sido recopiladas, actualizadas y reescritas.

Tras seis años de constancia el posicionamiento de su blog es la envidia de cualquier redactor online. Si buscas cosas como ¿por qué engullen las arenas movedizas? en google, su respuesta aparece la primera. Y así con más cosas. Por qué el pegamento no se pega dentro del tubo, por qué se comen palomitas en el cine, para qué se inventó la claqueta, por qué se canta en la ducha, por qué el barril de petróleo se llama Brent, por qué los mosquistos son selectivos, por qué se dice más chulo que un ocho, de dónde viene la expresión eres un gilipoyas, por qué se dice salvarse por los pelos, etc.

De momento y por decisión de la editorial el libro no se vende en formato de libro electrónico, pero la retroalimentación Internet-papel-Internet si sigue y se puede comprar a través de tiendas online. Y, como dato, el 1% de los beneficios serán donados a la ONG Médicos sin fronteras.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*