Cierran 23 grupos de Facebook por PIRATERÍA DE LIBROS

Los libros y la tecnología tienen un largo camino por recorrer. En este contexto, las redes sociales pueden ser un arma de doble filo ya que hay quienes no las utilizan para interactuar y compartir experiencias sobre libros, sino para compartir versiones digitales pirata. Por ese motivo, la famosa red social Facebook decidió cerrar 23 grupos por piratería.

En total eran 23 grupos que contaban con casi 1 millón de usuarios y en donde se compartían miles de títulos, desde novelas hasta libros de texto científicos y técnicos, obras religiosas y mucho más. Todo ello sin contar con el debido permiso de los autores, lo que implica una violación a los derechos de autor.

El cierre de los grupos se produjo luego de que se hayan llevado adelante numerosas denuncias en servicios antipiratería y tras meses de trabajo analizando el funcionamiento de estos grupos. El servicio antipiratería Cedro fue el responsable de llevar adelante la maniobra que termino con el cierre de los grupos de Facebook.

Según explicó a los medios uno de los responsables del grupo Cedro, lo que se hace es movilizar diferentes acciones para terminar en el cierre de los grupos que comparten ilegalmente los archivos. A veces se hacen denuncias a la plataforma, otras veces se elevan requerimientos a la justicia. Todo depende de la respuesta del grupo en las redes sociales, porque algunos no cierran o no dejan de hacer prácticas ilegales hasta que no se ponen firmes las autoridades.

Lo que esperan con el cierre de estos grupos es “sentar un precedente” para poder trabajar de manera conjunta con los operadores de servicios y plataformas de Internet de cara a erradicar la piratería y avanzar en los derechos de los titulares en la sociedad digital.

Se trata de una noticia importante en el marco de una fuerte lucha por parte de los autores y sus agrupaciones para defender los derechos de propiedad en obras que se comparten libremente a través de la red. Ha sucedido siempre, pero Internet ha avanzado a pasos agigantados y hoy muchos autores temen por sus obras y la forma de hacerlas rentables ante tantas alternativas y opciones ilegales para compartir sus creaciones.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*