José María Carrascal escribe Todavía Puedo

José María Carrascal nos enseña, a través de su último libro, que la tercera edad no es el final de la vida, sino una continuación de esperanza.

José María Carrascal escribe Todavía Puedo

Actitud positiva ante la vejez

La salud es uno de los bienes más importantes de la vida. Y, sin duda, personas como José María Carrascal producen, con su ejemplo, auténtica envidia sana ya que a su edad, siguen gozando de una calidad de vida inmejorable. Y este es, precisamente, el mensaje enviado por el periodista en su último libro: “Todavía puedo”. Un título reivindicativo que refleja que la vejez no es el final de todo sino una etapa en la que seguir experimentando, descubriendo nuevas oportunidades y viviendo regalos emocionantes de la vida.

Él es un ejemplo, desde su posición, de que todavía puede hacer cosas muy importantes. Por ejemplo, escribir un libro, visitar programas de televisión o impartir conferencias. Sin embargo, todas las personas, desde su posición, pueden lograr retos significativos.

José María Carrascal tiene 87 años y tiene unas excelentes condiciones físicas y mentales. El autor reflexiona sobre cómo la genética, la dieta, el ejercicio físico y el estilo de vida influyen en este aspecto. Sin embargo, el escritor pone en valor lo más importante: la actitud mental, el pensamiento positivo, el modo de aceptar la vejez con una emoción de ilusión. Se trata de vivir el presente observando todo aquello que todavía queda por hacer, en lugar de estar eternamente condicionado por todo aquello que todavía queda por cumplir.

Dar gracias a la vida

Además, con su ejemplo, José María Carrascal también muestra lo interesante que es escuchar a una persona mayor que tiene tantas experiencias que compartir y una lucidez mental que es auténtico motivo de admiración.
Es cierto que cada persona tiene unas circunstancias de envejecimiento totalmente diferentes.

Este libro puede ser una lección de vida no solo para quienes han superado los 70 u 80 años, sino también, para cualquier persona que es consciente de que la vida es más que la edad. Porque, a veces, nos ponemos frenos constantes a nosotros mismos. Y, en realidad, la vida nos enseña que la actitud es esa capacidad que nos lleva a ir más allá de muchos condicionamientos previos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*