Libros Electronicos o Ebooks

¿Habéis caído en la red de los ebooks o libros electrónicos? ¿Créeis que lo haréis? ¿Os llama la atención u os repele este soporte de lectura?

Yo tengo un lector de libros electrónicos desde septiembre del año pasado. Se trata del Book Avant, que podéis ver en la foto. Resumiendo, estoy encantada con él.

Yo era reacia a los libros electronicos. ¿Por qué? Pues porque no sólo me gusta leer, sino que me gustan los libros en sí. Me gusta verlos, olerlos, pasar las páginas… Me encanta ir a librerías y coger un libro nuevecito en mis manos y manosearlo. Por eso, no era yo una candidata muy evidente a comprarme un aparatito de éstos…

Si tengo uno, es por “culpa” de mi biblioteca. El año pasado adquirieron 3 ebooks y dieron a la gente la posibilidad de tomarlos en préstamo, como los libros físicos, para que nos fuéramos familiarizando con ellos. Ni que decir que cogí uno, lo probamos y tanto a mi marido y a mi nos encantó. El siguiente paso fue investigar un poco en internet al ver cuál nos convenía más.
El elegido fue éste. No fue demasiado barato pero tenía unas características que lo ponían por encima de los demás. No obstante, como suele pasarme, fue comprarlo yo y empezar a bajar. A mí me costó 269 euros y desde Navidad se puede encontrar (al menos en Media Markt que es donde lo he visto) por 199 euros. Y por 199 euros, en mi opinión, es una buenísima compra. No tiene nada que envidiar a otros lectores más caros y, sin embargo, es bastante más completo que otros que valen prácticamente lo mismo.
Pero de mi lector os hablaré otro día. Hoy quiero hablaros de los libros electrónicos en general. ¿Merecen la pena?
* Ventajas de los libros electrónicos *
La ventaja más evidente es su reducido tamaño y peso.
El mío no es de los más ligeros y, no obstante, pesa tan solo 240 gramos. Es más ligero que la mayoría de los libros físicos de bolsillo por lo que su portabilidad es enorme. Si le unimos su reducido tamaño (17×12 centímetros) hace que lo puedas llevar en cualquier parte. No sólo en el bolso sino incluso en el bolsillo (tipo plastón, de una cazadora por ejemplo). Así, yo lo llevo siempre dentro del bolso porque una nunca sabe cuándo va a tener cinco minutillos perdidos que aprovechar para leer.
En ese reducido tamaño y peso se pueden llevar cientos de libros. Mi ebook viene con una memoria interna de 2 gigas que es muchísimo: una novela cortita como las de Daniel Glattauer puede ocupar (en formato epub que es el más adecuado para estos artilugios) poco más de 100 kb y un tomazo como La caída de los gigantes, no llega a los 1000. Así que calculad… Yo tengo ahora mismo unos 200 libros y no se ha empezado a llenar! Además, mediante tarjetas de memoria se pueden meter muchísimos libros más, por supuesto.
Posibilidad de disponer miles de libros gratis en internet.
Aquí ya entramos en el tema de si es legal o no descargárselos…. Legal, de momento, es. ¿Moral? Ahí ya entran más dudas. Ahí cada uno…
Lo curioso es que si uno quiere descargar libros electronicos va a ser más fácil descargarlo gratuitamente que pagando. Y es que las librerías on line no tienen aún demasiados ejemplares a la venta. Aunque quieras comprarlo, es posible que no puedas hacerlo pero que, sin embargo, lo encuentres gratis.
Tenemos la posibilidad de leer libros que de otra forma difícilmente estarían a nuestro alcance. Si podemos leer en otros idiomas, podremos acceder a libros que aquí no se han publicado y que nos costaría mucho esfuerzo adquirir.
El problema de las descargas gratuitas es que no siempre el libro está en buenas condiciones. Muchas veces lo que nos descargamos es una traducción de un particular. Y, en estos casos, suelen ser en español sudamericano y más o menos bien hecha. Y el placer de la lectura se diluye muchísimo…
La lectura no cansa la vista.
Uno de mis miedos es que leer en estos artilugios cansase la vista pero nada más lejos de la realidad. Para ello, hay que elegir un aparato con una buena pantalla, preferiblemente con 16 niveles de grises.
Yo he llegado a leer una novela de tirón, con los ojos más frescos que una lechuga!
Podemos tener los libros en ambas versiones.
Me explico: por ejemplo La caída de los gigantes, que es un tocho de impresión. Yo lo tengo en edición física pero es evidente que no es un libro para llevar a cualquier lado, así que también me lo he descargado -gratuitamente- al ebook. Cuando estoy en casa leo el libro físico, cuando estoy en la calle, el electrónico. Me parece muy cómodo porque aúno las ventajas de uno y otro dispositivo.
* Inconvenientes de los libros electronicos *
Puede no gustaros la lectura en este tipo de artilugios.
Al principio se ve raro, no vamos a negarlo. Y la sensación nunca podrá ser igual a la de un libro físico. La lectura de un libro físico, en mi opinión, es más placentera.
El precio del aparato en sí.
Hay ebooks de todos los tipos pero digamos que uno medianamente bueno supera los 150 euros. Y en esto, creo que no conviene ahorrar. De comprar uno, mejor uno que sea bueno.
El precio, que puede ser excesivo, se compensa enseguida si sois lectores ávidos y os descargáis libros gratuitos. Alguien que, por ejemplo, compre un libro en tapa dura al mes, de unos 20 euros, amortizaría el mío (199 euros) en diez meses si se descarga libros gratuitamente. Si se descarga libros de pago, indudablemente tardaría bastante más…
El precio de los libros
En esta materia, las editoriales se han pasado tres pueblos. Los libros electrónicos son caros no, carísimos! No es de recibo que, por ejemplo, La caída de los gigantes, cueste 24 euros en versión física y 17 en versión electrónica. Sí, vale, son 7 euros menos, pero yo personalmetne no pago ni loca 17 euros por una clave para descargarme algo. Si compro el libro físico, tengo algo que puedo tocar, que tiene muchas ojas, una tapa dura, una sobrecubierta, un trabajo detrás (y no me refiero sólo al del escritor, sino también a la imprenta, el transporte, la colocación en una librería, etc…) Entiendo que haya que pagar por ello. Pero eso no ocurre con el libro electrónico: el trabajo lo hago yo, yo tengo que descargarme el libro, pasarlo a mi aparato… Sólo me dan una clave y me cobran por ello 17 euros, me parece una barbaridad!
En mi humilde opinión, una novedad en versión electrónica no debería costar más de 10 euros y si se trata de un libro ya más antiguo, que podemos encontrar en bolsillo, no más de 4 o 5 euros. Pero las editoriales, como siempre, quieren sacar el máximo provecho posible y no se dan cuenta que es mejor vender 1000 libros a 5 euros que diez a 20..
Pues, más o menos, eso es lo que tengo que contaros. ¿Qué os parece? ¿Tenéis ya un ebook? ¿Tenéis intención de comprar uno?


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies