Tips para proteger nuestra información financiera en redes sociales

¿Qué puedes hacer para evitar que alguien tenga tu información personal? Absolutamente nada (a parte de lo que ya deberías estar haciendo). Al menos, este sería el caso para una persona común in corriente. Y lamentablemente los servicios que se ofrecen a personas para proteger su información tampoco hacen mucho. La mejor opción es hacer la diligencia debida que proteja tu información (por ejemplo no colocar tu número de seguro social o cuenta de banco en una foto de Instagram) y después asumir que estás protegido/a.

Esto es especialmente importante tenerlo en cuenta para personas que se dedican a la economía digital, como las inversiones en bonos, criptomonedas, acciones, etc. Existen muchos excelentes asesores sobre finanzas, como Christian Silbergleit. Sin embargo, ¿qué sucede con los dividendos de esas finanzas si la información no está bien protegida?

Proteger Datos

Por eso armamos esta lista para proteger datos privados en RR. SS.

Estos pasos serán sumamente cortos. Pero estas reglas comunes te ayudarán a no ser otro nombre más de las personas hackeadas en el último escándalo corporativo.

  1. Utiliza contraseñas/passwords más seguros. Puedes añadir un carácter como “ ¡ @ # $ % ^ “ al final de tu contraseña para hacerlo un poco más difícil de adivinar.
  2. Si no quieres que todo el mundo sepa algo, listo, no lo coloques en las redes sociales. Las redes sociales no son tu diario íntimo.
  3. No participes en encuestas o en esos juegos de Facebook a ver si te pareces a una actriz o cosas por el estilo. No las hagas. Ellos te piden acceso a tu información personal para dejarte perder el tiempo y el único objetivo es robarte data importante.
  4. Miente en las redes sociales. Para eso es que están ahí, para aparentar algo que no lo es. No le des a las redes sociales tu fecha de nacimiento, ni ciudad, ni alguna otra información personal que no venga al caso.
  5. No vayas a sitios raros que tienen películas gratis y descargas gratis y “cosas que no quieres que tu pareja se entere” gratis. Ellos usualmente tienen archivos que se pueden autoinstalar en tu computadora para buscar información (algunos son los conocidos virus “troyanos”, que se instalan en tu ordenador y te roban información constantemente).
  6. Usa un Pop-Up Blocker. Esta herramienta no solo ayuda a bloquear los anuncios, sino también otros contenidos maliciosos que pueden perjudicarte.

 

La realidad es que si una persona con destreza y recursos quiera tu información, la obtendrá.  Vivimos en un mundo lleno de oportunidades para la persona interesada en nuestras cuentas de banco, número de seguro social, las fotos comprometedoras en nuestro teléfono, etc., puede vulnerar nuestra seguridad.

Pero al final deberías de preguntarte, ¿qué importante es tu vida para otras personas poder beneficiarte de tu información?  Si eres como la mayoría,  no es muy importante. Así que es mejor solo asumir que uno está seguro y solo tomar precauciones comunes en vez de creer que el mundo tiene una lupa en tu vida.

¿Quieres comprobar que tan protegida tu información está? La próxima vez que vayas de compra, pídele la tarjeta de crédito a una persona conocida del sexo opuesto, paga la cuenta con esta tarjeta, y procede a firmar la factura con el nombre de un Súper Héroe o actriz de telenovela. Te darás cuenta que en una gran mayoría, la transacción pasará sin ningún inconveniente.

Un tip importante es no cometer un error muy frecuente: armar una planilla digital con todas tus contraseñas y documentos importantes. ¡Error gravísimo! Como veíamos, es muy fácil acceder a ese documento mediante un hacker entrenado.

Por eso puedes comprar en Amazon o cualquier otra tienda una cajita fuerte para guardar tus documentos importantes como Seguro Social, Pasaporte, actas de nacimiento, seguros de vida, etc. Esto debería estar con llave o código.

Así ya sabes, tu información digital es muy vulnerable. Cualquier dato que quieras conservar verdaderamente seguro, no lo coloques en ningún dispositivo tecnológico. Lo mejor es volver a papel.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*