Fluir (Flow): Una psicología de la felicidad

El libro “Fluir (Flow): Una psicología de la felicidad” es una propuesta de autoayuda muy interesante para quienes desean lograr este reto tan importante de felicidad.
Fluir (Flow): Una psicología de la felicidad

La búsqueda de la felicidad es una experiencia de alegría vital. Sin embargo, a pesar de ser este un tema tan universal, la realidad es que con mucha frecuencia, el ser humano está en el reto constante de acercarse al camino de la alegría porque esta, de modo habitual, se aleja. Lo cierto es que para encontrar la felicidad, es importante poner las expectativas en el lugar adecuado.

Vivir el presente

La felicidad no está en el dinero, en los bienes materiales, en la admiración constante, en la adulación, en el carisma… La felicidad es algo más profundo. Por ejemplo, una de las claves del éxito de la existencia reside en aprender a fluir. Algo sencillo en la teoría pero difícil en la práctica. Pero si tú también quieres lograr este propósito puedes hacerlo.

El libro Fluir (Flow): Una psicología de la felicidad escrito por Mihaly Csikszentmihalyi es una obra interesante para reflexionar sobre esta cuestión.

Mihaly Csikszentmihalyi ha reflexionado durante muchos años de su carrera sobre los «estados de experiencia óptima», esos instantes en los que la persona se siente totalmente plena y feliz, totalmente conectada con el presente, sintiendo que el instante actual es su verdadero hogar. Es decir, instantes de plenitud y bienestar.

Tal vez a veces piensas que estos instantes son fruto del destino cuando tienes la oportunidad de recibir una sorpresa agradable. Sin embargo, en realidad, esta experiencia consciente es el resultado de tu propia actitud y de tu propósito de aprender a fluir. Es decir, cuando tienes tu corazón acompasado con la vida, todo tiene un color más especial. Este es un libro dirigido al público en general, es decir, explica su filosofía en un lenguaje cercano, comprensible y accesible para todos.

Obstáculos que te impiden fluir

En la vida cotidiana, es posible que encuentres muchos obstáculos que te impiden fluir. Por ejemplo, los miedos, el pensamiento negativo, el desánimo, las ideas limitantes, las dudas crónicas, la anticipación frecuente del mañana, las relaciones tóxicas, el querer tenerlo todo bajo control… Por tanto, aprender a fluir es una lección de inteligencia emocional que ojalá llegue a tu vida.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*