Yo Claudio de Robert Graves

Las novelas de ficción histórica  como la que te reseñamos el otro día, Inés del alma mía, suelen ser muy apreciadas por el público, después de todo nos plantean parte de la historia que conocemos y nos dejan imaginar pasajes y escenarios de la personalidad de uno o varios personajes relevantes de la historia. Eso sucede con esta novela de Robert Graves, Yo Claudio. Una historia narrada en primera persona, precisamente el Emperador Claudio cuando convertido ya en Emperador relata la historia de la dinastia de los Octavios y de Julio César.

Claudio mismo se encuentra sorprendido de haber sido erigido en Emperador. Durante su triste infancia y solitaria juventud, estuvo relegado a la oscuridad, los Julio Claudios su familia, lo despreciaban por cojo, por tartamudo, por los tics nerviosos que lo agobiaban, y claro además de ser objeto de burlas por su familia, estos lo consideraban un retrasado mental, algo que para su buena fortuna, lo  mantuvo alejado de la intriga y asesinatos, pues lo consideraban inofensivo. Otra novela histórica que como el Cáliz de Plata te mantendrá pendiente de la trama hasta la última  página.

Además de dejarnos ver un Claudio novelado, la novela sirve como hemos dicho de ficción histórica con datos importantes sobre los primeros cuatro Emperadores. Se dice que Claudio habría escrito una autobiografía, que hoy se encuentra perdida, y que dicha biografía la emprendió cuando una profetisa le adelanto que siglos después hablaría claro, él lo interpretó como a través de un libro.

Yo, Claudio de Robert Graves, también nos permite ver algo más de los personajes femeninos que rodearon la vida de Claudio, como su alocada esposa Mesalina, y la influencia de Livia. Hoy se sabe que Claudio habría padecido de parálisis infantil lo que provocó sus problemas de tartamudeo y tics así como su cojera. El estaba menos que tomado en cuenta para el puesto de Emperador, y también anhelaba para si mismo, continuar en el anonimato pero las cosas cambiaron y Claudio pasó a ser el Emperador, se casaría dos veces, él mismo despojaría  su hijo de ascender al trono, el hijo que había tenido con Mesalina por el hijo de su intrigante nueva mujer Agripina, Nerón.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies