Universo de locos


El primer intento de enviar un cohete a la Luna, en 1954, fue un fracaso. El cohete trazó una larga parábola en el espacio y volvió a caer en la Tierra, justo en una mansión de un propietario de una cadena de revistas populares. Éste, junto con su mujer, dos invitados y ocho sirvientes fueron muertos por la descarga eléctrica del potenciomotor Burton del cohete. Pero sólo se hallaron once cadáveres. Este hecho hizo pensar que uno de los invitados estaba tan cerca del centro de la explosión que su cuerpo fue completamente desintegrado.

Pero Keith Wilson no había sido desintegrado. Simplemente había sido transportado a otro universo… muy parecido al nuestro pero con sorprendentes diferencias…

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*